top of page
OFICIAL.jpeg

Nuestro Legado

Después de miles de años de evolución, aquí estamos, mirando a los ojos la complejidad de lo que comenzó tan solo como el instinto natural de estar vivos.


De organismos unicelulares a avanzadas máquinas biológicas que, sin saber por qué, siguen avanzando en su búsqueda de lo que no se puede encontrar.


A medida que la búsqueda avanza, nuestra civilización evoluciona y nuestra realidad cambia, abriendo nuevas puertas. Puertas que esconden así como nuevas recompensas también nuevos desafíos, y no hay hasta el momento un desafío más grande que el que hoy enfrentamos.


Nuestra lucha ya no es física sino espiritual, el humano luego de conquistar la naturaleza debe conquistarse a sí mismo, pues sin lugar a dudas a este punto de la historia ya hemos descubierto que nuestra mayor amenaza somos nosotros mismos.


Quizás nunca sabremos por qué nuestra especie le apostó a una característica de supervivencia tan rara y con tan pocas probabilidades de éxito como la inteligencia, pero lo que sí sabemos es que no todas las maneras de utilizarla significan bienestar. Hoy mas que nunca es evidente que nos hemos equivocado muchas veces en alas de lo que muchos consideran progreso.


Sin embargo, así como nos hemos equivocado muchas veces en nuestro camino de descubrimiento, también hemos encontrado valiosos tesoros, indicios de un futuro mejor y una consciencia más elevada. Estos indicios son lo que a pesar de todo nos motiva continuar y creer en un mañana en el que vale la pena soñar y su preservación debería ser colectivamente una prioridad.


Cada cierto tiempo en la historia formulamos una buena idea y logramos ver más allá de la obviedad de lo que promete el mañana, cada cierto tiempo algún humano o grupo de humanos trasciende lo que nos limita y da paso a algo nuevo, algo mejor.


El humano es capaz de crear mundos de desigualdad, dolor, estrés, depresión y soledad, pero también es capaz de crear espacios de Armonía, paz, amor y es en lo que nos deberíamos de enfocar en estos tiempos tan inciertos y extraños.


Así como un día descubrimos el lenguaje o los números, otro día descubrimos la música, el baile, los rituales colectivos y lo que juntos podían lograr dando paso lo que un día conoceríamos como Cultura Rave. Un espacio formado poco a poco por muchos de estos indicios como contraparte a la modernidad y el reto espiritual que supone esta nueva era de tecnología e industrialización.


Una era en la que estamos conectados todo el tiempo, pero a la vez estamos más solos que nunca, en la que perdemos nuestra calidad de ciudadanos o personas para pasar a ser usuarios o consumidores, en la que nuestra atención ya no es más una posibilidad, sino solo un producto más, En la que nuestros ecosistemas no son más que propiedades, una era en la que la productividad se convirtió en nuestro mantra y el dinero en nuestro Dios.


Nuestro progreso avanza y con ella nuestra alma colectiva se debilita y poco a poco olvidamos los valores que nos llevaron a alcanzar momentos de virtuosidad y felicidad plena.


La cultura Rave significa libertad, amor, gozo, comunidad y espiritualidad, todo a través del poder de la música y es nuestra respuesta a este nuevo desafío. Una cultura que busca crear espacios para el arte y la colectividad, donde todo converge para formar verdaderos oasis para el alma, donde florece nuestra verdadera identidad y se asoman las ideas de nuestro verdadero potencial.



Esto es cultura Rave, bienvenidos a la resistencia Musical.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page